La mítica ruta 66

Ruta 66, una de las rutas más conocidas de todos Estados Unidos

Casi cien años de historia y 4.000 kilómetros de distancia, han convertido a la ruta 66 en uno de los destinos más deseados al viajar a Estados Unidos.

Recorrer la ruta 66, de costa a costa, es toda una aventura y una mirada atrás en el tiempo si estás dispuesto a vivir la experiencia. Aunque ya no se puede recorrer la ruta original de principio a fin, si que conserva gran parte de su esencia original. Ruta 66 te permite disfrutar Estados Unidos para descubrir pequeños pueblos y paisajes maravillosos; sus gentes y los elementos clásicos de la misma (moteles y cafés de carretera) que ha quedado congelados en el tiempo.

Ruta 66, recorrido y curiosidades

La Ruta 66, que empieza en Chicago, más concretamente entre Jackson Boulevard y Michigan Avenue, y termina en el famoso muelle de Santa Mónica (California) donde hay un cartel que así nos indica el famoso nombre. El origen del nombre de la Ruta 66 fue por necesidad, por parte de su creador Cyrus Avery, de identificarla con un número redondo, necesitaba algo fácil de recordar y que no estuviera ya asignado a una carretera interestatal.

La Ruta 66 fue la primera en ser asfaltada en todo el País, aunque les llevó 12 años para completarla, hasta 1938 todavía se dejaba un rastro de polvo en algunos de sus tramos. La ruta, atraviesa el desierto de Arizona, sirvió para el éxodo durante la gran depresión para los agricultores de Oklahoma, que se fueron a California en busca de fortuna.

Años después se convirtió en ruta turística para los visitantes con destino en Los Ángeles que hacían parada en “El Gran cañón”. Desde la ruta 66, comienza un trayecto en tren que se desplaza por el interior del Gran Cañón, es el “Gran Canyon Railway”, es una alternativa estupenda para quedarse unos días por la zona antes de seguir viajando por la ruta.

El recorrido tiene una duración aproximada de 2 semanas. Hay que ir con un vehículo bien preparado para realizar las etapas del viaje y tenerlo todo previsto. Nosotros os dejamos con una pizca de las imprescindibles de la ruta 66, pero creednos que ¡Hay muchísimo más por ver!

Los años 50 en la ruta 66, algunas de sus paradas obligatorias

Cadillac Ranch de la ruta 66: Fue construido al pie de la Ruta 66 por un grupo de arte hippie, a su paso por Amarillo, Texas, nos encontramos con “Cadillac Ranch”. No es un rancho en sí, se trata de una obra de arte creada por el grupo Ant Farm en colaboración del multimillonario Stanley Marsh; artista y hombre de negocios. Un homenaje a la evolución del culto del Cadillac.

Selingman: En el pueblo de Seligman se recrea con exactitud los años 50 americanos, desde los enormes Cadillac a los antiguos Pick-up. Es casi parada obligatoria para quien pase por la ruta 66.

El restaurante Mr D’z en Kingman: ambientado también en los años cincuenta, aquí podrás degustar alitas de pollo picante y sandwiches al más puro estilo de Arizona y, además, sus espectaculares batidos de helado. Sin duda uno de los establecimientos más especiales de todos los de la ruta.

Los moteles de la ruta 66: Hay que dormir de motel en motel para no perderse nada de la esencia de esta ruta tan emblemática. Dos de los más destacados son “The Blue Swallow Motel” en Nuevo México, con catorce habitaciones ambientadas en los 50 y el Rancho Hotel donde han estado las grandes estrellas de Hollywood.

 

ESTA VISA

Somos una empresa que tramita tu Visa ESTA por ti de la forma más rápida posible.

Confía en una empresa experta en tramitar solicitudes ESTA.

Email

info@esta-visa-usa.com